• Regina González

6 razones por las que tu gato no quiere comer



Cuando tu gato deja de comer de un día para otro, es normal preocuparse. Existen múltiples causas por las que esto puede pasar, y es importante conocerlas para detectar cuanto antes si se trata de un problema.


En los gatos, debemos prestar especial atención cuando dejan de comer y buscar corregirlo lo más pronto posible. Cuando pasamos tiempo sin comer, comenzamos a utilizar nuestras reservas de grasa como fuente de energía. Para esto, dicha grasa debe pasar por el hígado para ser procesada. Esto ocurre de igual manera en los gatos, sin embargo, ellos son más propensos a acumular esta grasa en el hígado, lo cual puede ocasionar problemas graves, como lipidosis hepática.


¿Por qué mi gato no quiere comer?

1. Enfermedad

Dejar de comer es uno de los principales indicadores de que algo no está bien. La pérdida de apetito puede presentarse en muchas enfermedades: respiratorias, gastrointestinales, falla renal, pancreatitis, etc. Junto con esto, es probable que notes que tu gato está decaído o deprimido.



2. Estrés

Cuando no hay un problema físico, puede tratarse de algo psicológico. Un cambio en la rutina, la adición de un miembro a la familia, un viaje o una mudanza, pueden ocasionar ansiedad y depresión en tu gato. Consultar a un etólogo siempre es una buena opción.


3. Alimento

Muchas veces, puede ser que simplemente a tu gatito no le guste su comida. Recuerda, los gatos son más selectivos en su alimento, y pueden cambiar sus gustos. Además, no siempre responden rápidamente a los cambios de comida, requieren tiempo para adaptarse.


4. Cuerpo extraño


Algunos gatos ingieren cosas que no deben o desarrollan las famosas “bolas de pelo”. En ocasiones, estos pueden atorarse en su estómago o intestino, ocasionando una obstrucción. Es importante consultar a tu médico veterinario para retirar el cuerpo extraño si es necesario.


5. Problemas dentales


Si hay algo que lo moleste en la cavidad oral, es normal que deje de comer. Revisa su boca con cuidado, para descartar que tenga alguna herida o un objeto atorado.


6. Vacunación reciente

Si vacunaste recientemente a tu gato, la pérdida de apetito puede ser uno de los efectos adversos. Esto suele ser temporal, pero es importante estar atento para acudir con el veterinario si no quiere comer por más tiempo.




Sea cual sea la razón, debe ser atendida lo más pronto posible. Consulta a tu médico veterinario para encontrar la causa del problema y poder corregirlo correctamente.


6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo