• Regina González

6 razones por las que tu perro no deja de rascarse


¿Sientes que tu perro se rasca mucho más de lo normal? Esto es más común de lo que crees. Sin embargo, puede llegar a ser muy molesto, tanto para tu perro como para ti. Que tu perro se rasque, se muerda y se lama constantemente puede facilitar el desarrollo de problemas en la piel. Aquí te decimos las posibles razones por las cuales tu perro tiene tanta comezón.

¿Por qué mi perro se rasca mucho?

1. Alergias

La alergia al alimento o al medio ambiente (polen, hierbas, plumas, etc.), es de las causas más comunes de comezón intensa en perros. Esto es un problema genético y se le conoce como “dermatitis atópica”. Normalmente, la comezón va acompañada con otros signos, como irritación en la piel.

En algunos casos, los signos pueden estar asociados a cierta época en el año, lo cual puede facilitar encontrar el origen de la alergia.

2. Aburrimiento y ansiedad

Así como los humanos nos mordemos las uñas, los perros también tienen una respuesta física a un problema psicológico. Es común que cuando un perro está aburrido o ansioso, se rasque más de lo normal. También puedes notar que se muerde o se lame en zonas específicas del cuerpo.

3. Resequedad en la piel

La piel de tu perro puede resecarse por varias razones. Desde el clima frío en invierno hasta por una deficiencia de ácidos grasos en la dieta. Esto puede ocasionarle incomodidad y hacer que se rasque.

4. Desbalance hormonal

Una enfermedad endocrina, como el hipotiroidismo, puede provocar diversos problemas en la piel. En estos casos, es común que, además de la comezón, observes otros signos en tu perro. Un ejemplo común es que existan zonas sin pelo.

5. Parásitos

Las pulgas, ácaros y garrapatas pueden ser los culpables de que tu perro no deje de rascarse. Si bien las garrapatas son detectables a simple vista, las pulgas pueden pasar desapercibidas, y los ácaros solo son visibles microscópicamente. Recuerda que aunque no los veas, los parásitos pueden estar presentes y ocasionar tanta comezón.

6. Dolor

Aunque no es lo más común, que un perro se rasque, se lama y se muerda en zonas específicas del cuerpo pueden ser por un malestar físico. Por ejemplo, cuando un perro se lame y muerde constantemente en un lugar, puede ser en respuesta a problemas de dolor por artritis.


¿Qué hacer?

Lo más importante, es determinar el origen de la comezón. Es ideal consultar con un médico veterinario para buscar cuál es la mejor solución. Algunas soluciones pueden ser:

  • Eliminar los parásitos

  • Cambiar el alimento

  • Atender la ansiedad y aburrimiento

  • Dar suplementos alimenticios

  • Bañarlo con un shampoo especial para piel sensible

  • Mantener su cama, suéteres y juguetes limpios

  • Dar medicamentos

Recuerda, si para ti es molesto escuchar a tu perro rascarse sin parar, para él es peor. No lo dejes pasar y así evitarás problemas a futuro y mejorarás su bienestar.


11 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo