• Regina González

¿Cómo cuidar los dientes de mi perro?


Al igual que para los humanos, cuidar la salud dental de nuestros perros es muy importante. Existen muchos mitos alrededor de los dientes de un perro: que no necesitan cepillado, se limpian solos, son muy resistentes, no se ensucian, etc. Ahora, además de desmentir estos mitos, te platicamos algunos consejos para cuidar y mantener sus dientes sanos y fuertes.


Aunque no lo creas, los problemas dentales son muy comunes en los perros. Muchas veces, el mayor indicador de un problema bucal es el mal aliento, sin embargo, para muchos tutores esto es “normal” en un perro. Si bien no tendrán aliento con olor a menta, tampoco es normal que el olor sea insoportable. Es importante hacer una revisión constante de la boca y los dientes de tu perro en busca de señales que indiquen cuando algo no está bien.

Ten en cuenta que los problemas en los dientes no siempre se quedan ahí, sino que pueden tener como consecuencia otros padecimientos que afecten la salud general de tu perro. Por ejemplo, una mala higiene bucal suele terminar con una enfermedad periodontal, la cual a su vez puede ocasionar pérdida de dientes, formación de abscesos y deformidades en la mandíbula, hasta una infección generalizada en casos severos.


Como regla de oro, lo más importante es la prevención, y por suerte existen muchas medidas para no llegar a casos extremos que ponen en riesgo la salud de tu mascota:

  • Cepilla los dientes de tu perro.

Es una de las maneras más efectivas para prevenir la acumulación de sarro y suciedad en los dientes. Sin embargo, no es la alternativa más fácil o práctica para todos los perros en un principio, pero con un entrenamiento adecuado, lo puedes lograr. Para hacerlo, lo ideal es conseguir un cepillo de dientes para perro, ya que están hechos de una manera que daña menos sus encías. Existen en el mercado cepillos de diferentes formas y tamaños, escoge el que más se acomode a ti y a tu perro. Mucho ojo, debes utilizar pasta de dientes especial para perro, las pastas para humanos contienen ingredientes tóxicos para ellos, no te arriesgues.


  • Toallitas dentales

Cuando el cepillado no es la mejor opción, una buena alternativa son las toallitas dentales para perro. Están diseñadas para remover lo más posible la placa de sarro que se forma en los dientes, aunque no logra alcanzar los espacios entre estos, a diferencia de un cepillo. Sin embargo, es una opción más sencilla y también muy buena para el cuidado dental.


  • Premios dentales

¿Qué perro no ama los premios? Por esto, los premios son una alternativa generalmente más aceptada en comparación con el cepillado o el lavado con toallitas. Existen premios hechos especialmente con ingredientes que buscan limpiar su boca y refrescar el aliento. Además, los hay de diferentes tamaños y formas con el fin de alcanzar los diferentes relieves y espacios entre sus dientes para prevenir la formación de placa de sarro. Ten cuidado de no dar premios en exceso, porque podrían traer problemas de sobrepeso y obesidad a largo plazo.


  • Juguetes para morder

Otra alternativa es aprovechar el instinto de muchos perros, sobre todo de los jóvenes, de morder cosas. Hay una gran variedad de juguetes o productos hechos para que tu perro muerda, y de paso, limpie sus dientes. Las opciones naturales, como las carnazas, oreja de vaca o tiras de pollo, suelen estar hechas de carne, lo que contiene enzimas que ayudan a la limpieza de los dientes. Sin embargo, existen también opciones sin calorías, como los juguetes de nylon o de otros materiales resistentes. Sea cual sea la opción, estos productos, además de ayudar a evitar la formación de la placa de sarro, fortalecen los dientes, encías y la mandíbula de tu perro. Como un extra, también son una excelente fuente de entretenimiento para perros muy inquietos y para cachorros.

  • Limpieza profesional

La mejor opción para cuidar los dientes de tu perro, es acudir regularmente con el médico veterinario para realizarle una limpieza profunda. Tu veterinario sabe mejor que nadie los problemas que tiene la boca de tu perro y cómo tratarlo. Una revisión periódica de su boca puede prevenir muchas complicaciones posteriores.

En ocasiones, una limpieza profunda es lo mejor que puedes hacer por la salud y la calidad de vida de tu perro. Si notas que tiene tiene problemas para comer, los dientes llenos de sarro, mal aliento, dolor, pérdida de piezas dentales, sangrado o algún otro problema en la boca, no dudes acudir a consulta.


6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo