• Regina González

Cuidados de un gato viejo


Gracias al estilo de vida hogareño que llevan muchos de los gatos en la actualidad, su esperanza de vida ha aumentado. Antes, se consideraba a un gato como geriátrico aproximadamente a los 8 años, pero hoy en día empiezan a serlo a los 12 o 14 años, y si se tienen los cuidados adecuados, pueden llegar a vivir más de 20 años.


Si bien es cierto que un gato viejo es más propenso a presentar alguna condición que afecte su salud, esto no quiere decir que envejecer sea algo malo o que todos los gatos tendrán problemas. Generalmente, tienden a ser menos activos, duermen más, pueden subir o bajar de peso y podrán tener dificultad para alcanzar lugares altos. Además de los cambios de conducta, algunos gatos pueden perder parcial o completamente el sentido del olfato y el oído, así como su capacidad para digerir ciertos nutrientes.


Sin embargo, existen varias cosas que puedes hacer para facilitar la vida de tu mascota cuando comience a envejecer. Aquí te damos 7 tips que pueden ayudar:


  1. Revisiones constantes Algo muy importante, es consultar a tu Médico Veterinario con regularidad. Llevar a tu gato a revisión constantemente puede ser de gran ayuda para detectar alguna enfermedad tempranamente o bien para prevenir que se presente. Se recomienda acudir a consulta cada seis meses. No olvides que si notas que algo no está bien con tu mascota, lo ideal es consultarlo lo más pronto posible.

  2. Temperatura Recuerda que a los gatos les gustan los lugares tibios para descansar, así que procura que tu mascota tenga una cama o un sitio cómodo en un área confortable y caliente de la casa.

  3. Sus lugares favoritos Ayúdalo a alcanzar esos lugares altos a los que ahora no le es tan fácil llegar. Puedes colocar cajas, rampas o escalones para que tu gato pueda alcanzar de una manera segura su sitio favorito.

  4. Hidratación Los gatos viejos son más propensos a deshidratarse y a presentar problemas renales, así que es recomendable colocar varios platos con agua limpia y fresca en diferentes puntos de la casa para facilitar que se hidrate constantemente. También puedes agregar un poco de agua en el plato de alimento.

  5. Nutrición especializada El apetito de tu mascota puede verse disminuido por la falta de olfato, así que es recomendable brindarle una dieta especial para gatos geriátricos, ya que estas contienen las calorías y nutrientes necesarios para ellos. Existen algunas cosas que puedes hacer para estimular el apetito, como ofrecer poca comida con intervalos más cortos, mantener el alimento a temperatura ambiente o tibio y sentarte con tu gato mientras come.

  6. Rutina Al igual que a los humanos, cuando un gato envejece se siente más cómodos en un ambiente predecible. Para un gato viejo, tener una rutina establecida ayudará a que sufra menos estrés en el día a día. Además, pueden querer más atención y cariño.

  7. Rascador Si a tu gato le gusta rascar, puedes cambiar su rascador vertical por uno horizontal, de esta manera se evita agregar una carga adicional a las articulaciones al momento de levantar las patas delanteras para rascar. Brindarle un rascador horizontal puede satisfacer la necesidad de rascar sin causarle molestia a tu gato, además de que es una buena fuente de ejercicio.


Como todo animal viejo, tu gato requiere de mucha paciencia y cariño. Brindándole los cuidados necesarios, puedes ayudar a mejorar su calidad de vida.



24 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

© 2020 La Casa de los Animales

  • Facebook Social Icon
  • Instagram