• Regina González

El embarazo en la gata


En ocasiones, el embarazo en las gatas es planeado y se tiene el conocimiento exacto de las fechas, por lo que es más fácil estar preparado para lo que viene. Sin embargo, la mayoría de las veces ocurre por un descuido y nos puede tomar desprevenidos. Por eso, si crees que existe la posibilidad de que tu gata esté gestante, es importante que conozcas los signos para detectarlo.


Para que una gata quede embarazada, es necesario que esté en celo, el cual se da de manera periódica cada 14 - 30 días cuando está en temporada reproductiva, que ocurre cuando los días son largos, pues necesitan alrededor de 12 a 14 horas de luz durante el día para llevar a cabo su ciclo. Además, tiene que estar en contacto con un macho no castrado. Cuando una gata está en celo, suele ser mucho más cariñosa, está más inquieta y puede dejar de comer. Algo muy característico, es el maullido fuerte y frecuente, en ocasiones parecen gritos.


Signos de gestación en la gata


Entonces, ¿cuánto dura el embarazo de una gata? aproximadamente 65 días, aunque puede alargarse hasta 72 días. Durante las primeras 3 semanas, va a ser difícil percibirlo, ya que no van a presentar ningún cambio importante.


Conforme avanzan los días, los pezones empiezan a crecer y a tornarse más rosados, y pueden quedar un poco más visibles entre tanto pelo. También, su abdomen va a aumentar de tamaño, pero es importante no tocarlo o apretarlo, pues podrías lastimar tanto a la gata como a las crías.


Rumbo al final de la gestación, podrás notar que tu gata sube 1 o 2 kg de peso, así como un aumento de apetito. Esto es normal, pues cada día va a necesitar más energía para mantener el embarazo.

Aunque es menos común, puede que tu gata se vuelva más cariñosa y trate de estar más tiempo cerca de ti.


El diagnóstico más confiable, es el que te diga tu médico veterinario. La gestación puede detectarse desde el día 15 por medio de ultrasonido. Si sospechas que tu gata puede estar embarazada, no dudes en acudir a consulta para corroborarlo.


A la hora del parto



Cuando una gata está a punto de parir, va a dejar de comer y tratará de buscar un lugar seguro y recluido para hacerlo. Suelen estar muy agitadas y vocalizan mucho. Su temperatura corporal baja a 37.8ºC entre 12 y 24 horas antes del parto.


Aunque las gatas suelen tener partos sin complicaciones y no requieren de mucha intervención, es importante que estés listo y pendiente de ella cuando llegue el momento. Si notas que está tomando mucho tiempo o ves que los gatitos no salen, es momento de contactar a un veterinario.


Tener una mascota conlleva una gran responsabilidad. Lo ideal, es esterilizar a tu gata a una edad temprana. Con eso, evitarás muchos problemas a futuro, además de los embarazos no deseados.



¡Esteriliza a tus animales de compañía!


3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

© 2020 La Casa de los Animales

  • Facebook Social Icon
  • Instagram