• Regina González

Lo que no sabías de un Xoloitzcuintle


El xoloitzcuintle, comúnmente conocido como xolo, es una raza de origen mexicano con un gran valor cultural y sentimental para nuestro país. Su característica más distintiva es la ausencia casi total de pelo.


Su origen se remonta a hace más de 3000 años, donde estos perros jugaban un papel importante en algunas culturas, como la Azteca. Se creía que tenían poderes curativos y se les conocía como guardianes de los vivos y guías de los muertos, pues se pensaba que los acompañaban en su camino a Mictlán.

Acerca de


Existen tres variedades de tamaño dentro de esta raza: chica, mediana y grande. A pesar de que son conocidos por no tener pelo, es posible encontrar un xoloitzcuintle con pelo. El gen relacionado con la ausencia de pelo está acompañado de la falta de premolares, por lo tanto los xoloitzcuintles no cuentan con estos dientes.


El color de su piel es muy variado, los hay desde color negro y diferentes tonos de gris hasta un color más rojizo y bronce. Sin importar el color, su piel suele ser suave y gruesa, la cual suele estar arrugada en la frente. Además, estos perros no siempre están completamente calvos, sino que pueden tener poca cantidad de pelo en la cara.


Estos perros se consideran buenos animales de compañía, pues tienen una personalidad alegre y tranquila. Suelen ser cariñosos con los miembros de su familia, aunque son algo desconfiados cuando se trata de personas u otros perros desconocidos. Por eso, es muy importante que tenga una socialización temprana adecuada. Además, es ideal comenzar con un programa de entrenamiento desde que es un cachorro, así le enseñarás los límites desde temprano y la probabilidad de que se presenten problemas de conducta cuando sea un adulto disminuye.

Se recomienda que un xolo tenga una actividad moderada o alta de ejercicio al día. Suelen ser perros muy activos y disfrutan mucho los paseos y la hora de jugar. Aunque tienen fama de ser perros tranquilos dentro de casa, lo ideal es mantenerlo activo, pues esto ayudará a cuidar su salud física y mental.


Cuidados


El cuidado de la piel de un xolo es muy importante, sobre todo cuando hay una exposición constante a los rayos del sol. Por la ausencia de pelo, son muy susceptibles a sufrir quemaduras graves por los rayos UV. No olvides aplicarle bloqueador solar si va a pasar tiempo bajo el sol. Existen productos especiales para proteger y mantener sana su piel, recuerda que los productos de uso humano no están diseñados para nuestros perros y pueden llegar a causarles daño.

Como todos los perros, los xoloitzcuintles necesitan de una nutrición adecuada para mantener una salud adecuada. El precio de un buen alimento puede variar, consulta a tu médico veterinario para encontrar el más adecuado para tu perro dependiendo de su edad, tamaño y estado de salud.


Los xoloitzcuintles son muy sensibles a las temperaturas extremas, pues no cuentan con una capa de pelo que los proteja del frío o que los ayude a regular su temperatura durante los días calurosos. Por eso, es importante estar alerta cuando el clima no sea favorable. En épocas de mucho frío, puedes protegerlo con un suéter y mantenerlo en lugares calientes. En cambio, durante épocas de calor procura que tenga acceso a lugares frescos y que se mantenga siempre hidratado.


Salud

Estos perros no suelen presentar tantos problemas de salud como otras razas, sin embargo, se ha encontrado que tienen predisposición a algunos padecimientos:

  • Problemas en la piel

  • Displasia de cadera

  • Problemas oculares

  • Problemas cardiacos

  • Obesidad


Acude a consulta con un médico veterinario de manera regular para conocer el estado de salud de tu perro y prevenir la presentación de enfermedades. Recuerda que tener un xoloitzcuintle, al igual que todos los perros, conlleva una gran responsabilidad durante toda su vida.


8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo