• Regina González

Mi gato está gordo: las 6 cosas que debes saber


Conociendo a los gatos, sabemos que hay algunos muy especiales y no falta el gato que no quiere comer. Pero, ¿qué pasa cuando es al revés?, cuando no puede parar de comer lo que sea que tenga enfrente. Contrario a lo que podemos ver en un meme o en alguna imagen, no es lo ideal que un gato esté gordito.


1. ¿Obesidad?


Hablamos de obesidad cuando pesa alrededor de un 20% más que su peso ideal acorde a su edad y a la raza. Un signo clave para notar si tu mascota tiene unos kilos de más, es la disminución en la actividad física. Comúnmente, los gatos gordos no son tan ágiles como solían serlo.


2. ¿Cómo saber si mi gato está gordo?


La manera más fácil, es observando su condición corporal y su figura. En un gato normal, la piel debe moverse con facilidad por encima de las costillas cuando pases la mano por ahí, debes poder sentir la columna vertebral al acariciar su espalda y no debe haber piel colgando en su abdomen. Lo ideal, es llevarlo a consulta con un médico veterinario para realizar un chequeo completo.


VCA Animal Hospital


3. ¿Por qué engordan los gatos?


Principalmente, por tres razones:


  • Dieta y ejercicio: lo más común es por exceso de comida y/o falta de ejercicio.

  • Problema médico: aunque es raro, una enfermedad puede ocasionar que un gato gane peso. Si notas cualquier cambio en la salud de tu mascota acompañado por un aumento en el peso, acude con tu veterinario.

  • Embarazo: si tu gatita no está esterilizada y crees que tuvo algún encuentro con un macho, considera el embarazo como una razón del aumento en el peso.


4. ¿Cómo cuidar su dieta?


Una buena alimentación es clave para mantener la salud de tu gatito. Recuerda, existen croquetas especiales para gato, no caigas en la tentación de darle comida para humano, porque esto se vuelve costumbre para ambos y puede tener consecuencias.

Para un gato gordo, existen croquetas y premios especiales bajos en calorías. Además, es muy importante cuidar las porciones y darle únicamente lo que le toca comer.


5. Ejercicio


Además de cuidar su alimentación, asegúrate de que se mantenga tan activo como sea posible. Si tu gato no es muy activo, jugar con él es una buena opción. Algunos gatos disfrutan salir a pasear con una pechera cómoda o jugar en el exterior.


6. Riesgos a la salud


Algunas complicaciones que pueden presentarse por la obesidad son:


  • Diabetes

  • Problemas en vejiga

  • Enfermedad en el hígado

  • Artritis

  • Problemas respiratorios (sobre todo en la raza persa)

  • Cáncer


11 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo