• Regina González

Mi perro está gordo, ¿qué hago?


Al igual que en los humanos, la obesidad es un problema de gran importancia en nuestras mascotas. El estilo de vida sedentario, los hábitos alimenticios y la falta de información han contribuido al aumento de perros y gatos con problemas de sobrepeso. ¿Sientes que tu perro tiene unos kilos de más? Aquí te daremos la información que debes saber al respecto.


¿Cómo saber si mi perro es obeso?


Lo mejor, es acudir con tu médico veterinario, él te podrá decir con exactitud cuál es el estado de tu perro. Sin embargo, existe la manera para que tú puedas darte cuenta si tu mascota está obesa, esto es mediante la evaluación de la condición corporal. Puedes encontrar una gran variedad de imágenes en donde se ilustra la escala de condición corporal para un perro, esta va del 1 al 5, siendo 1 un perro muy flaco y 5 un perro con obesidad. Lo ideal, es que se encuentre alrededor del 3. Los puntos más importantes a evaluar son:


  • Costillas: debes poder sentir sus costillas sin dificultad. Si no puedes hacerlo, puede significar que hay grasa acumulada en la zona.

  • Vista de perfil: observa a tu perro cuando está parado en 4 patas, sobre todo fíjate en el abdomen.

  • Vista desde arriba: desde este punto de vista, observa la cintura de tu perro. Lo ideal es que puedas verla fácilmente.


Imagen de Hill’s Pet Nutrition®


Recuerda: cada raza es diferente y cuenta con características específicas. Hay alguna razas que son más propensas a ser obesas, como el labrador, beagle, pug, rottweiler, dachshund, schnauzer, entre otras.


¿Qué pasa si mi perro está gordo?


La obesidad trae consigo otros problemas para la salud de tu mascota, entre ellos destacan:


  • Diabetes tipo 2

  • Osteoartritis

  • Presión arterial alta

  • Problemas en la piel

  • Problemas en el corazón

  • Reducción de la esperanza de vida


Además, tu perro se vuelve más propenso a lastimarse cuando hace ejercicio. Incluso, es común observar que ya no toleran la actividad física como antes: se cansan con mayor rapidez o se vuelven más flojos.


¿Cómo puedo ayudar a mi perro con obesidad?


Lo mejor para mejorar su calidad de vida, es controlar su peso. Para hacer esto, acude con tu veterinario para que te ayude a determinar qué es lo más conveniente para tu mascota. Esto depende en gran medida de su estado de salud y de cuánto tiempo y dinero se puede invertir en un nuevo plan alimenticio. Algunas cosas que puedes hacer son:


  • Mide la cantidad de alimento que come al día. Lleva un registro de cuánto consume, puedes auxiliarte con un vaso medidor.

  • Establece horarios para la hora de comida, así es más fácil llevar un control y que le des únicamente lo que debe comer.

  • Escoge premios bajos en calorías, ya que la mayoría de los premios comerciales pueden contribuir a que tu perro engorde. Puedes utilizar ciertas frutas y verduras en pequeña cantidad, como chayote, zanahorias y trozos de manzana.

  • Aliméntalo con croquetas especiales para perros con sobrepeso. Muchas marcas de alimentos cuentan con esta opción, hay de diferentes precios y tamaños. Otra opción es darle una dieta casera, consulta a tu veterinario para que te indique cómo realizarla.

  • Aumenta la actividad física. Las rutinas regulares de ejercicio pueden ayudarle tanto a bajar de peso como a ganar fuerza muscular. Recuerda que cada perro es diferente, y no siempre pueden realizar la misma actividad física. Esta puede ir desde una caminata sencilla, salir a correr y jugar con la pelota, hasta alternativas como la natación, la cual es excelente para perros con problemas articulares.


Mantener en un peso adecuado a tu mascota puede traer amplios beneficios para su salud, no lo dejes pasar.


20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

© 2020 La Casa de los Animales

  • Facebook Social Icon
  • Instagram