• Regina González

¿Por qué mi gato me muerde tanto?


Si tienes un gato, seguro te ha mordido en más de una ocasión. Pero, ¿qué pasa cuando las mordidas son algo recurrente e incluso molesto? Si bien los gatos tienen una naturaleza depredadora y las mordidas y arañazos forman parte de sus comportamientos naturales de juego, debe existir una diferencia entre estimular que se presenten éstos y permitir conductas agresivas.


¿Por qué mi gato muerde mucho?

Existen muchas razones por las que un gato muerde, pero es muy importante entender qué es lo que tu gato está tratando de decirte con esas mordidas. Muchas veces, una mordida es una señal de que no está disfrutando el contacto que está teniendo contigo. Para ellos, hay una línea muy delgada entre disfrutar de una caricia y sentirse irritados por ella. Por eso, muchos tutores sienten que la mordida “vino de la nada”, aunque para el gato esté completamente justificada. En estos casos, lo mejor es dejar que tu gato se vaya si eso quiere, en lugar de insistir con las caricias.


Las mordidas son también muy comunes a la hora de jugar, pues para ellos, morder es una forma de expresarse. Sin embargo, para nosotros puede resultar doloroso. Existen algunos consejos para evitar ser lastimado a la hora del juego. Cuando estés con tu gato, premialo cuando juegue gentilmente, por ejemplo, cuando use sus patas sin sacar las garras o cuando muerda sin lastimar. También, es recomendable que cuente con juguetes que pueda morder y rasguñar sin restricción, y también es importante premiarlo cuando los esté usando.


¿Cuándo es agresión?


Diferenciar entre las mordidas de juego y las mordidas de agresión es sencillo; mientras que durante el juego las mordidas son leves y normalmente duran muy poco, cuando se trata de una conducta agresiva, las mordidas van acompañadas con otros comportamientos, como adoptar una postura arqueada, el pelo esponjado, enseñar los dientes y sisear.


Es muy importante enseñarle a tu gato que este tipo de comportamientos no están bien, de lo contrario, lo seguirá haciendo. Siempre debes reforzar los comportamientos positivos con premios o caricias, y nunca tratar de corregir utilizando la fuerza física, pues esto termina siendo contraproducente para tu gato.


¿Qué pasa con los gatitos?

Es normal que los gatitos muerdan, pues forma parte de su naturaleza y su desarrollo. Sin embargo, desde pequeño debes enseñarle que no está bien morder a las personas. Asegúrate de que cuente con suficientes juguetes para que pueda morderlos y refuerza este comportamiento cada vez que los use. La socialización y educación temprana es la mejor manera de enseñarle a un gato a no morder.



Recuerda que siempre puedes acudir con un etólogo especialista para que te ayude a corregir comportamientos agresivos en tu gato.


6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo