• Regina González

¿Qué hacer si mi perro sufre un golpe de calor?


Empieza la temporada de calor, y al igual que a nosotros, esto puede afectar a nuestros perros. A diferencia de los humanos, los perros no son tan eficientes para perder calor, ya que ellos no pueden sudar cuando aumenta la temperatura. Su principal forma para perder calor es el jadeo. Un golpe de calor en los perros llega a ser muy grave si no se atiende a tiempo, por eso es importante conocer los síntomas, cómo prevenir y cómo actuar ante esta situación.


¿Qué es un golpe de calor?


Se le conoce como golpe de calor a un aumento de la temperatura corporal debido al exceso de calor y a una falla en la pérdida del mismo. Se habla de un golpe cuando la temperatura alcanza los 41º C, pues lo normal es que se encuentre en un rango de 37.8º a 39.2ºC.


¿Cuáles son las causas?


Cualquier situación en donde tu perro esté expuesto a un exceso de calor y humedad y donde el jadeo no sea suficiente para regular su temperatura. Un ejemplo muy común es dejar a tu perro encerrado en un coche o en espacios pequeños y poco ventilados durante un día caluroso. Otros factores de riesgo son que tu perro no tenga acceso a agua fresca y a sombra en un día soleado.

Someter a tu perro a hacer ejercicio o alguna actividad física intensa durante el día cuando la temperatura es muy alta también es de alto riesgo para él, sobre todo si no está aclimatado o acostumbrado a hacerlo. Recuerda, que tú soportes el calor no quiere decir que tu perro también pueda.


Además de los factores ambientales, hay perros más propensos que otros a sufrir un golpe de calor. Los perros braquicéfalos (o con la cabeza chata), como el bulldog inglés, boxer, shih tzu, bulldog francés, pug, etc., suelen tener problemas para respirar debido a la conformación de su cráneo, por lo tanto, no van a poder eliminar calor tan fácilmente como otras razas. Otros factores que predisponen a tu perro a presentar este problema son la obesidad, un pelaje oscuro y denso y la edad, pues los cachorros y los perros viejos no tienen la capacidad para regular su temperatura de una manera eficiente. Si tu perro tiene alguna de estas características, presta especial atención durante la época de calor.


¿Cómo saber si mi perro está sufriendo un golpe de calor?


Es muy importante conocer los signos para actuar lo antes posible.

El indicador más grande es el jadeo excesivo. Si notas que tu perro jadea intensamente y no puede parar, tómalo como una señal de alerta. Otros signos son la salivación excesiva, encías pálidas, vómito, diarrea y en casos más graves desorientación, falta de coordinación, pérdida de la consciencia y colapso.


Debes tener en cuenta que esto es una emergencia médica, y si no se atiende a tiempo las consecuencias pueden ser fatales, pues se ve afectado el sistema nervioso central, los riñones, el tracto gastrointestinal, el hígado y el corazón principalmente.


¿Qué hacer ante un golpe de calor?


Es muy importante llamar a tu médico veterinario y avisarle que vas en camino al hospital, de esta forma tendrán todo preparado para atender la emergencia. Debes acudir a consulta lo antes posible, no esperes a que sea muy tarde.


  • Lo primero que debes hacer, es retirar a tu perro de la fuente de calor y pasarlo a un lugar fresco.

  • Si está consciente, ofrécele agua fresca y permite que tome toda la que quiera, sin forzarlo.

  • Moja a tu perro con agua a temperatura ambiente (ni muy fría, ni muy caliente), esto ayudará a bajar su temperatura y a refrescarlo. Ayúdate de toallas mojadas para cubrirlo en su camino al hospital. Puedes también ayudarte con un ventilador.


Por ningún motivo le des algún medicamento para intentar bajar su temperatura (como aspirina o paracetamol), pues eso puede llegar a ser contraproducente, y en lugar de ayudar va a perjudicar más a tu perro.


¿Cómo prevenirlo?


Ahora que conoces las causas, sabes qué situaciones evitar para que tu perro no sufra un golpe de calor.


  • Evita que tu perro haga ejercicio bajo el sol o en las horas más calientes del día, intenta en la mañana o en la tarde una vez que se esconda el sol.

  • Es muy importante que tu perro siempre tenga acceso a agua fresca y a lugares con sombra.

  • Nunca dejes a tu perro encerrado en el coche o en lugares donde se concentre el calor y la humedad.

  • Si tu perro tiene alguna condición predisponente, evita someterlo al calor y presta especial atención para detectar cualquier síntoma.

Detectar a tiempo un golpe de calor puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte. No pierdas de vista a tu perro y toma en cuenta esta información durante esta época de altas temperaturas.


6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo