• Regina González

Tu bebé llega a casa, ¿qué hacer con tu perro?


Ya casi llega tu bebé a casa. Todo está preparado y la familia está muy contenta, pero ¿y tu perro?. Lo que para ti puede ser emocionante sobre la llegada del bebé, para tu perro tal vez no lo sea. Tu mascota podría sentirse confundida y hasta celosa, pues ya no es el centro de atención y su rutina no será la misma. Pero no temas, hay muchas cosas por hacer para que tu mascota acepte y reciba a tu bebé perfectamente.

Aquí te dejamos 10 tips para fortalecer el vínculo entre tu perro y el bebé, no te los pierdas.

  1. Empieza por modificar poco a poco la rutina del perro dos o tres semanas antes de la llegada del bebé. Por ejemplo, el lugar donde duerme o sus horas de paseo. También, puedes comenzar por enseñarle la rutina a seguir con el bebé, como los horarios de comida y salir a pasear con la carriola. Si haces esto, tu perro no relacionará estos cambios con el recién llegado, por lo tanto, no lo verá como algo malo.

  2. Disminuye gradualmente el tiempo de juego y atención al perro unas semanas previas a recibir al bebé. Un error común es acabar por completo con estos momentos de un día para otro cuando llega el bebé.

  3. Acostumbra a tu perro al olor de los productos de bebé, como pañales, talco, shampoo, etc. Una vez que nazca, llévale alguna prenda que haya estado en contacto con el bebé, así irá conociendo su aroma. Los perros suelen confundirse mucho con la existencia de los bebés, puesto que huelen como un humano pero se ven y se comportan diferente.

  4. Antes del nacimiento, enséñale órdenes básicas al perro, como a sentarse, quedarse quieto e ir a un lugar (como puede ser su cama o un tapete). Durante el entrenamiento, asegúrate de premiarlo cada vez que haga lo correcto, así será más fácil que obedezca una vez que el bebé esté en casa. También, practica que haga caso cuando lo llames.

  5. Cada vez que llegues a casa, saluda a tu perro cuando estés sola, así evitarás un accidente cuando brinque por la emoción de verte.

  6. Antes de presentarlos, permite que tu perro se acostumbre al olor, sonido y presencia del bebé. El primer acercamiento debe ser con la correa puesta, cuando tu perro se acerque, acaricialo y felicítalo. Es muy importante permitir que él se acerque solo, no lo obligues. Posteriormente, podrás realizar acercamientos sin correa, pero recuerda tomar precauciones y siempre estar al pendiente.

  7. Dale mucha atención a tu perro cuando el bebé esté presente, así no pensará que las cosas buenas solo pasan cuando no está el bebé con ustedes.

  8. Una vez que el bebé comience a gatear y caminar, siempre asegúrate de que no jale o lastime sin querer al perro. Todos tienen límites, aprende a leer su lenguaje corporal para que sepas cuando está a punto de alcanzarlos.

  9. Establece zonas de seguridad para tu perro, es decir, un lugar privado a donde pueda ir cuando se sienta cansado o abrumado. Coloca su cama en donde se sienta cómodo, como en la cocina, la lavandería o su casita. No permitas que el bebé invada este espacio.

  10. Por último, y lo más importante: no regañes a tu perro por emocionarse, asustarse o tomar los juguetes del bebé. Si lo haces, podrá asociar su olor como algo malo. Reemplaza esos juguetes por otros que sí pueda usar.

Recuerda: los bebés cambian rápidamente y los perros requieren más tiempo para adaptarse a dichos cambios. Con mucha paciencia y realizando las cosas correctamente, tu perro y tu bebé podrán volverse mejores amigos para toda la vida.



31 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

© 2020 La Casa de los Animales

  • Facebook Social Icon
  • Instagram